prosdo.ru
добавить свой файл
1 ... 21 22 23 24 25

1 Había una vez una viuda que, habiendo perdido a su esposo en la guerra, vivía en unión de su único hijo. Ambos eran tan trabajadores que, en pocos años, se habían asegurado una existencia holgada, sin que nada les faltase.
2 Tenían una casita con un huerto, y el establo lleno de animales. La madre cuidaba la casa, y el hijo tenía a su cargo el cuidado de los animales, los que llevaba a pastar al prado que se hallaba en las cercanías de un lago.
3 Un día, el joven, sentado junto a la orilla, contemplaba las transparentes aguas del lago, cuando descubrió de repente una muchacha que se paseaba sobre la superficie de las aguas.
4 Era más bella que un rayo de sol; una espléndida cascada de dorados cabellos caía sobre su espalda de alabastro y sus ojos de turquesa contemplaban la superficie del lago, donde se reflejaba, como en un espejo, su extraordinaria belleza.
5 El joven, que estaba comiendo un trozo de pan y queso, quedó como en éxtasis, creyendo que soñaba.
6 De pronto, la hermosa muchacha pareció verle, y se aproximó lentamente a la orilla.
7 El hijo de la viuda le ofreció el trozo de pan que tenía en su mano derecha.
8 Ella lo rechazó, diciendo:
9 – Mano dura, pan duro, no procuran sino angustias y miserias.
10 Sin añadir más, zambullóse en el agua y desapareció.
11 El joven quedó largo rato en la orilla, escrutando las aguas, esperando ver aparecer de nuevo a la encantadora muchacha, cuya armoniosa voz le pareció estar oyendo aún. Mas aguardó en vano y, al caer la tarde, volvióse a su casa tras de sus vacas.
12 Cenó tan poco y estuvo tan absorto en sus pensamientos que su madre no pudo por menos que preguntarle si se sentía enfermo.
13 Él le contó cuanto había visto, añadiendo que jamás podría olvidar a aquella hermosa muchacha que había aparecido en la superficie de las aguas del lago.
14 La madre quedó pensativa unos instantes; luego, dijo a su hijo:

15 – No ha aceptado tu pan porque era demasiado duro. Mañana te llevarás pan tierno y no lo rehusará.

16 – Tienes razón, madre. Así lo haré.
17 Durante toda aquella noche no pudo conciliar el sueño, pensando en la joven de los cabellos de oro, de la que se había enamorado perdidamente.



1 Y, no hubo bien amanecido (еще не совсем рассвело: amanecer), tomó prestamente el camino del lago, llevando en su morral (в своем вещевом мешке, рюкзаке) un trozo de pan blanco, recién salido del horno (только что вышедший из печи).
2 Sentado junto a la orilla, con el corazón palpitante (дрожащим, трепещущим: palpitar) de emoción, aguardó la aparición de la encantadora criatura (cущества).
3 Mas pasó el tiempo y la superficie del lago permaneció desierta y silenciosa (а поверхность озера оставалась пустынной и безмолвной). De repente, levantóse un poco de viento que hizo encresparse las aguas (который взволновал: «сморщил, заставил сморщиться воды»; crespo – кудрявый), al tiempo que una nube blanca ocultaba el sol.
4 – ¡Tal vez no viene porque hace mal tiempo (может быть, не приходит, потому что плохая погода, непогода)! – pensó el joven, con tristeza.
5 En efecto, transcurrieron muchas horas sin que la fascinadora (чарующая; fascinar – очаровать, обворожить) muchacha de los cabellos de oro se dejara ver. Finalmente, las nubes se desvanecieron (рассеялись; desvanecer – рассеивать, разгонять, развеивать) y el sol volvió a lucir victorioso (снова начало светить победно), reflejándose en la superficie del lago.
6 Advirtiendo que algunas de sus vacas se habían acercado a abrevar (приблизились, чтобы попить) a la orilla, corrió hacia ellas, por temor de que cayeran al agua. Pero no había avanzado (но не прошел вперед) sino unos cuantos pasos, cuando la extraordinaria aparición se alzó ante él, envolviéndole en una mirada fascinadora (окутывая его чарующим взглядом).

7 El joven quedó como encantado unos segundos; mas, rehaciéndose (оправившись, опомнившись) al fin, dijo:

8 – Toma (возьми), éste no es duro como el de ayer (как вчерашний /хлеб/). Acéptalo (прими его), porque te quiero y desearía hacerte mi esposa.
9 Ella no respondió, pero no dejó de mirarle con sus ojos color de cielo.
10 Entonces el joven se arrodilló (встал на колени, преклонил колени; una rodilla – колено), prosiguiendo con voz trémula (продолжая дрожащим голосом):
11 – Si consientes en ser mi esposa (если согласишься стать моей супругой: consentir), te haré feliz y no viviré más que para ti (и не буду жить иначе, как /только/ для тебя).
12 Respondió la joven:
13 – No. Pan tierno y corazón sensible (чувствительное = отзывчивое; sentir – чувствовать) dan a menudo grandes dolores (приносят: «дают» часто большие боли, горести; un dolor – боль; скорбь).
14 Y, como el día anterior (предыдущий), desapareció en las aguas del lago.
15 El hijo de la viuda había observado que, mientras hablaba, la encantadora muchacha de cabellos de oro sonreía (улыбалась) y sus ojos relucían maravillosamente (сияли чудесно). Esto le hizo abrigar (укрывать, давать приют; лелеять, таить /надежду/) alguna esperanza, y cuando llegó a su casita, estaba menos triste que la noche anterior.

1 Y, no hubo bien amanecido, tomó prestamente el camino del lago, llevando en su morral un trozo de pan blanco, recién salido del horno.
2 Sentado junto a la orilla, con el corazón palpitante de emoción, aguardó la aparición de la encantadora criatura.
3 Mas pasó el tiempo y la superficie del lago permaneció desierta y silenciosa. De repente, levantóse un poco de viento que hizo encresparse las aguas, al tiempo que una nube blanca ocultaba el sol.
4 – ¡Tal vez no viene porque hace mal tiempo! – pensó el joven, con tristeza.

5 En efecto, transcurrieron muchas horas sin que la fascinadora muchacha de los cabellos de oro se dejara ver. Finalmente, las nubes se desvanecieron y el sol volvió a lucir victorioso, reflejándose en la superficie del lago.

6 Advirtiendo que algunas de sus vacas se habían acercado a abrevar a la orilla, corrió hacia ellas, por temor de que cayeran al agua. Pero no había avanzado sino unos cuantos pasos, cuando la extraordinaria aparición se alzó ante él, envolviéndole en una mirada fascinadora.
7 El joven quedó como encantado unos segundos; mas, rehaciéndose al fin, dijo:
8 – Toma, éste no es duro como el de ayer. Acéptalo, porque te quiero y desearía hacerte mi esposa.
9 Ella no respondió, pero no dejó de mirarle con sus ojos color de cielo.
10 Entonces el joven se arrodilló, prosiguiendo con voz trémula:
11 – Si consientes en ser mi esposa, te haré feliz y no viviré más que para ti.
12 Respondió la joven:
13 – No. Pan tierno y corazón sensible dan a menudo grandes dolores.
14 Y, como el día anterior, desapareció en las aguas del lago.
15 El hijo de la viuda había observado que, mientras hablaba, la encantadora muchacha de cabellos de oro sonreía y sus ojos relucían maravillosamente. Esto le hizo abrigar alguna esperanza, y cuando llegó a su casita, estaba menos triste que la noche anterior.



1 Su madre quiso saber lo que le había sucedido, y cuando el joven hubo terminado su relato (окончил свой рассказ), dijo:
2 – El pan de ayer era demasiado duro y el de hoy demasiado blando (слишком мягкий). Es menester que le ofrezcas (нужно, чтобы ты ей дал, предложил: ofrecer) un trozo de pan que no esté (не был бы) demasiado seco (сухим) ni demasiado fresco (свежим).
3 Y preparó en la artesa (в корыте, квашне) el pan que su hijo debía llevar el día siguiente.
4 Extendíase (простиралось: extenderse) el lago al pie de la verde montaña y refulgía el sol en el firmamento azul (и сияло солнце на голубом небосводе: refulgir), rodeado (окруженное) de nubes blancas como la nieve (снег).

5 Sentado junto a la orilla, el hijo de la viuda no apartaba su mirada (не отрывал: «отделял» своего взгляда) de la superficie del lago.

6 Más cuando llegó la hora de ponerse el sol sin que la fascinadora muchacha de los cabellos de oro y ojos color de cielo hubiera aparecido, el pobre joven sintió que una gran amargura (горечь; amargo – горький) invadía su corazón (наполнила его сердце; invadir – вторгаться, делать набег).
7 Había de volver a su casita, triste y desilusionado.
8 Ya llamaba a su rebaño (стадо) para alejarse de allí (чтобы удалиться оттуда), cuando, al dirigir una última mirada al lago, vio algo que le llenó de estupor (нечто, что наполнило его изумлением): las vacas paseaban tranquilamente por la superficie de las aguas y la joven de los cabellos de oro y ojos de color de cielo le contemplaba, sonriendo.
9 Al ver al pastor, le salió al encuentro (вышла ему навстречу) y saltó a la orilla, tendiéndole una mano (протягивая ему руку).
10 Preso de una felicidad indescriptible (охваченный неописуемым счастьем), él le ofreció el pan amasado (замешанный, изготовленный) por su madre. La muchacha lo aceptó, mientras en su rostro se reflejaba una expresión de ternura (нежности; tierno – нежный).
11 Sentados uno junto al otro, el pastor tomó en las suyas una de las delicadas manecitas de la muchacha, diciendo:
12 – Te quiero. ¿Me harás dichoso (сделаешь меня счастливым; una dicha – счастье, удача), siendo mi esposa (будучи = став моей супругой)?
13 – ¡Imposible (невозможно)! – respondió ella.
14 – ¿Por qué? ¿Quieres que me muera de pena (хочешь, чтобы я умер от горя: morir)?
15 – No puedo aceptar, porque tú eres un ser mortal (смертное существо), mientras que yo pertenezca al reino de las hadas (принадлежу, отношусь к царству фей, волшебниц: pertenecer).
16 – No importa (неважно: «не является важным»). No es, por cierto (конечно), la primera vez que un mortal se casa con un hada.

17 La muchacha dudó (колебалась, сомневалась) unos momentos y luego contestó:

18 – Bien, estoy dispuesta (готова) a ser tu esposa; pero con una condición (условие).
19 – Habla, amor mío. Por ti, estoy dispuesto a todo.
20 – Me casaré contigo; mas si me pegas tres veces sin motivo (если врежешь мне трижды: «три раза» без причины; pegar – клеить; ударять, бить, колотить), nos separaremos (разлучимся: «разделимся»).
21 – ¿Yo pegarte? – exclamó el pastor, enajenado de felicidad (сошедший с ума от счастья). – Mis manos no se posarán en ti (не дотронутся до тебя) más que para prodigarte caricias (кроме как для /того, чтобы/ дарить тебе ласки; prodigar – щедро давать, расточать, наделять).
22 No bien hubo él terminado de decir esto, cuando la encantadora joven dio un salto poderoso (сделала: «дала» мощный прыжок) y se sumergió (погрузилась: sumergirse) en las aguas, desapareciendo en el fondo del lago (исчезнув, скрывшись на дне озера).
23 La desesperación del pastor no es para ser descrita (отчаяние пастуха невозможно было описать: «не для того, чтобы быть описанным»).
24 Y como en verdad (действительно, на самом деле; una verdad – истина) no podía vivir sin aquella hermosa muchacha, se habría echado al agua tras ella, de no haberle contenido el pensamiento (если бы его не удержала мысль) de que su madre se quedaría sola en el mundo.

1 Su madre quiso saber lo que le había sucedido, y cuando el joven hubo terminado su relato, dijo:
2 – El pan de ayer era demasiado duro y el de hoy demasiado blando. Es menester que le ofrezcas un trozo de pan que no esté demasiado seco ni demasiado fresco.
3 Y preparó en la artesa el pan que su hijo debía llevar el día siguiente.
4 Extendíase el lago al pie de la verde montaña y refulgía el sol en el firmamento azul, rodeado de nubes blancas como la nieve.

5 Sentado junto a la orilla, el hijo de la viuda no apartaba su mirada de la superficie del lago.

6 Más cuando llegó la hora de ponerse el sol sin que la fascinadora muchacha de los cabellos de oro y ojos color de cielo hubiera aparecido, el pobre joven sintió que una gran amargura invadía su corazón.
7 Había de volver a su casita, triste y desilusionado.
8 Ya llamaba a su rebaño para alejarse de allí, cuando, al dirigir una última mirada al lago, vio algo que le llenó de estupor: las vacas paseaban tranquilamente por la superficie de las aguas y la joven de los cabellos de oro y ojos de color de cielo le contemplaba, sonriendo.
9 Al ver al pastor, le salió al encuentro y saltó a la orilla, tendiéndole una mano.
10 Preso de una felicidad indescriptible, él le ofreció el pan amasado por su madre. La muchacha lo aceptó, mientras en su rostro se reflejaba una expresión de ternura.
11 Sentados uno junto al otro, el pastor tomó en las suyas una de las delicadas manecitas de la muchacha, diciendo:
12 – Te quiero. ¿Me harás dichoso, siendo mi esposa?
13 – ¡Imposible! – respondió ella.
14 – ¿Por qué? ¿Quieres que me muera de pena?
15 – No puedo aceptar, porque tú eres un ser mortal, mientras que yo pertenezca al reino de las hadas.
16 – No importa. No, es por cierto, la primera vez que un mortal se casa con un hada.
17 La muchacha dudó unos momentos y luego contestó:
18 – Bien, estoy dispuesta a ser tu esposa; pero con una condición.
19 – Habla, amor mío. Por ti, estoy dispuesto a todo.
20 – Me casaré contigo; mas si me pegas tres veces sin motivo, nos separaremos.
21 – ¿Yo pegarte? – exclamó el pastor, enajenado de felicidad. – Mis manos no se posarán en ti más que para prodigarte caricias.
22 No bien hubo él terminado de decir esto, cuando la encantadora joven dio un salto poderoso y se sumergió en las aguas, desapareciendo en el fondo del lago.
23 La desesperación del pastor no es para ser descrita.

24 Y como en verdad no podía vivir sin aquella hermosa muchacha, se habría echado al agua tras ella, de no haberle contenido el pensamiento de que su madre se quedaría sola en el mundo.




1 Ya iba a alejarse de allí lleno de tristeza, cuando vio dos jovencitas que le salían al encuentro, acompañadas de un anciano que llevaba los cabellos extendidos sobre los hombros (стелющимися по плечам).
2 – Hijo de los hombres – dijo al pastor – Soy el padre de la muchacha con quien quieres casarte. Estas son mis dos hijas, y si puedes decirme a cuál de ellas has elegido, consentiré en tu casamiento (соглашусь на твой брак).
3 El pastor contempló a aquellas dos encantadoras muchachas y quedó perplejo (в растерянности: «растерянный, сбитый с толку»).
4 Eran idénticas, como dos gotas de agua (как две капли воды).
5 Si no acertaba a indicar (если /ему/ не удастся указать) cual de ellas era la que había visto sobre las aguas, ninguna de las dos sería su esposa.
6 Y quedó mirándolas con fijeza (пристально; fijar – вколачивать, вбивать; una fijeza – неподвижность, устойчивость), profundamente sorprendido (глубоко удивленный, пораженный: sorprender), mientras el viejo aguardaba su respuesta (ждал его ответа).
7 Ya estaba a punto de desesperarse (уже чуть было не отчаялся), cuando una de las jóvenes sacó un diminuto pie (высунула крошечную ножку) por debajo del vestido (внизу платья, одежды: vestir – одевать).
8 El pastor comprendió el significado de aquella seña (понял значение этого знака) y, acercándose a la muchacha, le cogió de la mano, profundamente emocionado.
9 Dijo el anciano:
10 – Muy bien. Te confío (доверяю тебе: confiar) la felicidad de mi hija.
11 – Aseguro a usted (уверяю вас) que la haré dichosa – dijo el pastor.
12 – Poco a poco (ну-ну, не спеши), jovencito. Hemos de hablar de cosas prácticas. Mi hija tiene una dote (приданое).
13 – No quiero nada – replicó el pastor. – Mi madre tiene una casa, un huerto y mucho ganado. Como soy su único heredero, puedo asegurarle que su hija será rica.

14 – Pero yo no puedo casarla sin darle su dote – insistió el anciano.

15 – Es usted muy generoso (щедрый), pero yo estoy dispuesto a casarme con ella, aun sin dote (даже без приданого), porque la amo.
16 – No importa. Recuerda, sin embargo, que si le pegas por tres veces sin motivo, el matrimonio quedará anulado (брак будет аннулирован) y mi hija volverá conmigo.
17 Dicho esto, se volvió a la muchacha y le preguntó qué quería como dote.
18 Ella pidió cinco caballos, diez vacas y tres bueyes (волов: un buey).
19 Apenas hubo terminado de manifestar sus deseos (едва только закончила = не успела закончить высказывать: «выказывать» свои желания), los animales aparecieron como por arte de magia, relinchando y mugiendo (ржа и мыча: mugir) alegremente.
20 El viejo bendijo (благословил: bendecir) a los dos jóvenes y desapareció en el lago con su otra hija.




<< предыдущая страница   следующая страница >>